Español

Evolucion y Creatividad

La educación como herramienta del ser

«El analfabeto de mañana no será la persona incapaz de leer. El analfabeto de mañana será la persona que no ha aprendido a aprender». Alvin Toffler

En ningún momento en la educación escolar nos enseñan a perdonar, a sentir nuestras emociones y aceptarlas como parte de una experiencia, observando y amando todo lo que somos como seres integrales.

Alvin Toffler escribió: «El sistema educativo es una organización de segunda fila, estilo fábrica, que bombea información obsoleta, de formas obsoletas, en unas escuelas que no están conectadas al futuro de los niños»

Intentar se abstener de establecer juicios de valores, cualquier sea el tema. Comportamientos, drogas, cultura, alimentación, educación, relacionamientos, espiritualidad, religión, ciencia, salud…etc

Cuando planteamos nuevas directrices de cualquier tema, como juicio de valor, generalmente estamos solo cambiando una programación por otra, esta nueva, basada en nuestros juicios de valores.

Si, aportar  nuevos caminos como diferentes posibilidades, e incentivar la pesquisa interior donde el ser puede elegir según su expresión en el mundo en este momento…

ej: en la alimentación ,que el propio ser pueda elegir la alimentación que precisa en este momento, para desenvolver la energía vital de la mejor manera, que no se torne un cambio de estructura programado por otro que según nuestros valores es el correcto

o porque las leyes espirituales dicen que ese es el mejor camino para nuestra evolución o se iluminar, que cada ser sienta el respeto dentro de si mismo para poder elegir, lo que su cuerpo necesita en el presente

Sentir esa libertad, ese respeto de si mismo,

Implantar la duda, para que el ser procure dentro de si su propia respuesta, así no estamos tomando el conocimiento de otros, y si procurando dentro de nosotros nuestro propósito y reconociendo nuestro SER,

experimentando lo que está en mi, estaremos integrando lo que YO SOY a través de la experiencia, así el maestro, facilitador, oficinista se torna el que en lugar de la respuesta, guía al ser a su propio encuentro a través de la experiencia, sin juicios de valores, aceptando todo.

Tener como principio básico la aceptación, de todo nuestro ser integrado consiguiendo de esa forma disolver la culpa y el miedo por vivenciar nuestras emociones “positivas”, “negativas”

Comentarios

Deja un comentario

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: